LOS 50 PAISES CON LA MAYOR DEUDA EXTERNA DEL MUNDO.

La elevada deuda externa de EE.UU. es “un grave problema para toda la economía mundial”.

Actualmente, la deuda externa total de EE.UU. es de 18,54 billones de dólares, lo que equivale al 106% de su PIB. El país norteamericano ocupa el primer lugar en el mundo por volumen de deuda.

La situación en América Latina

Los países de Latinoamérica con mayor endeudamiento en relación con su PIB son El Salvador (53%), Chile (38%) y Uruguay (33%). Entre los menos endeudados se encuentran México (20%), Venezuela (19%), Brasil (15%) y Paraguay (13%). Además, el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, anunció este julio que Ecuador también es uno de los países latinoamericanos con menos deuda externa, estimada en el 22,4% del PIB del país. La tasa promedia de América Latina es del 29% en relación con el PIB, y el 38% para el Caribe.

Mapamundi: Países que actualmente sufren una crisis de deuda externa

Según un estudio de la organización Jubilee Debt Campaign, se considera que un país tiene una crisis de deuda externa si su deuda neta supera el 30% del PIB y destina más del 15% de sus ingresos a pagar la deuda externa pública.

Hoy en día, hay 22 países que destinan grandes partidas presupuestarias al pago de la deuda, lo que significa que grandes cantidades del dinero salen anualmente de esos países, que además tienen una deuda neta con el resto del mundo.

Entre las regiones especialmente afectadas se encuentran Europa (Croacia, Chipre, Grecia, Irlanda, Macedonia, Montenegro, Portugal, España y Ucrania), América Central y el Caribe (Belice, Costa Rica, República Dominicana, El Salvador, Jamaica y San Vicente y las Granadinas) y el Norte de África y Oriente Próximo (Líbano y Túnez). 

Gambia, en África occidental, también está destinando el 15% de los ingresos del Estado a los pagos de la deuda externa, a pesar del alivio de la deuda que se realizó bajo la iniciativa para los Países Pobres Muy Endeudados de 2007. Otras naciones que figuran en esta lista son Sri Lanka, las Islas Marshall, Granada y Armenia.

Sudán y Zimbabue no tienen altos pagos de deuda soberana porque ambos países han declarado el impago de gran parte de sus obligaciones. Su deuda total es impagable. Los dos países están actualmente tratando de introducir iniciativas de alivio de la deuda, pero todavía no han sido aceptadas por los países acreedores de Occidente.

Países que están en alto riesgo de sufrir una crisis de deuda

Varios países se encuentran en peligro por sus crisis de deuda soberana externa. Allí, una recesión económica o un salto repentino en las tasas de interés en los mercados de deuda mundiales podrían conducir a un desastre.

Algunos de los países que ahora están en riesgo fueron beneficiarios del programa de alivio de la deuda que los líderes del G8 firmaron en la cumbre de Gleneagles en 2005. No obstante, aunque algunos Gobiernos invirtieron el dinero sabiamente, lo destinaron a la diversificación de su economía y el desarrollo de la infraestructura, otros no lo hicieron, como por ejemplo Ghana, donde buena parte de los préstamos se ha gastado “de una manera frívola”.

El análisis de Jubilee considera que los países están en alto riesgo de sufrir una crisis de deuda externa si tienen una deuda neta superior al 30% del PIB, un déficit actual de más del 5% del PIB y si el futuro pago de la deuda supera el 10% de los ingresos del Estado. “Estimamos que 14 países se dirigen rápidamente hacia nuevas crisis de deuda pública basadas en sus grandes deudas externas, grandes y persistentes déficits de cuenta corriente y los futuros pagos elevados de la deuda soberana”, dice el estudio. Esos países son: Bután, Cabo Verde, Dominica, Etiopía, Ghana, Laos, Mauritania, Mongolia, Mozambique, Samoa, Santo Tomé y Príncipe, Senegal, Tanzania y Uganda.

El factor que puede sacudir los mercados globales

Las bajas tasas de interés en las principales economías del mundo han sido una de las respuestas clave a la crisis del año 2008, pero en muchos casos han impulsado a Gobiernos, empresas y consumidores a endeudarse aún más, acumulando problemas potenciales para el futuro.

“Los niveles actuales de los préstamos a los países empobrecidos amenazan con crear una crisis de deuda”
advierte el representante de Jubilee, Tim Jones.

Muchos de los préstamos contraídos por países africanos en los últimos años tienen tasas de interés fijas a cinco años. Cuando son refinanciados, pueden tener tasas mucho más altas.

Muchos expertos creen que un aumento de las tasas de interés desde su mínimo histórico a finales de este años por parte de la Reserva Federal de EE.UU. podría servir de catalizador para un impacto en los mercados de deuda globales con graves consecuencias. Así, si las tasas estadounidenses aumentan, “los inversores estarán ansiosos por sacar su dinero de las economías emergentes más pequeñas”.

¿Cómo resolver la situación?

Según estima la organización Jubilee Debt Campaign, se necesitan grandes intervenciones para prevenir futuras crisis de deuda y frenar el ciclo de auge y caída. Para que la economía global sea menos propensa a este ciclo y los países sean más resistentes ante las crisis de deuda, hace falta realizar cambios estructurales importantes para reducir la actividad especulativa que alimenta las crisis. Una de las causas de la inestabilidad financiera mundial es la creciente desigualdad.

La reducción de las desigualdades depende de una serie de medidas, como el fortalecimiento de los sindicatos y los derechos de los trabajadores para que una mayor proporción de los ingresos se destinen a los trabajadores en lugar de a los especuladores, o un aumento de los impuestos sobre la riqueza y los ingresos para permitir una mayor redistribución de la riqueza.

Los países empobrecidos serían más resistentes a los cambios económicos globales si logran ser menos dependientes de las exportaciones de productos primarios. Para obtener otras fuentes de ingresos se necesitaría una serie de intervenciones por parte de los Gobiernos en función de la situación del país en cuestión.

La libertad de los Gobiernos para determinar y aplicar las medidas necesarias no debe ser socavada por los tratados internacionales de comercio o por las condiciones de políticas asociadas a los préstamos internacionales y ayuda para el desarrollo.

La organización Jubilee propone una lista de medidas que podrían ayudar a prevenir futuras crisis de deuda. Esta incluye la regulación de bancos y flujos financieros internacionales, la creación de un mecanismo amplio, independiente, justo y transparente de arbitraje para la deuda pública, el respaldo de la cancelación de las deudas de los países que ya están en crisis y el apoyo de la justicia fiscal. Asimismo, los economistas proponen dejar de promover la colaboración público-privada (PPP, por sus siglas en inglés) como la manera de invertir en infraestructura y servicios, pero sí apoyar préstamos y empréstitos responsables y garantizar que la ayuda económica se parezca más a donaciones que a préstamos, y que los préstamos no causen o contribuyan a crear crisis de deuda.

last
En la elaboración de este artículo se han utilizado los archivos multimedia de RT
Preparado por Tatiana Bátyreva
Diseño de Iván Sérbinov. Twiter:@ComeBiblia
Anuncios

¿Qué pasaría si la Luna no existiera?

¿Qué pasaría si la Luna no existiera?.

Tuyo es el día, tuya también es la noche;
Tú estableciste la LUNA y el sol.Salmos 74:16

El clima y la luz de nuestro planeta experimentarían cambios drásticos a los que la vida tendría que adaptarse para no extinguirse… o para empezar a existir.

Fotografía de la Tierra vista desde la Luna tomada por la misión Apolo 8

6311

Pablo Santos Sanz, investigador del Departamento del Sistema Solar en el Instituto de Astrofísica de Andalucía-CSIC, en España, analiza en las páginas del rotativo ‘El País‘ dos escenarios: por un lado, qué pasaría si el satélite de la Tierra desapareciera de repente, y por otro, cómo sería nuestro planeta si la Luna nunca hubiera existido.

Si de repente desapareciera la Luna…

El agua en océanos y mares se estancaría

Sin su satélite natural el clima de nuestro planeta cambiaría drásticamente, ya que al perder la fuerza de las mareas, provocadas por la atracción gravitatoria de la Luna, las corrientes de los mares y océanos verían modificada su dirección e intensidad. Aumentaría el nivel del mar en las costas y el agua se redistribuiría hacia los polos. La disminución de la intensidad de las corrientes y la interrupción del sistema de drenaje y limpieza natural de los mares supondría un estancamiento de las aguas. Esto tendría como resultado la inevitable pérdida de gran parte de las especies de vida marítima y de los animales y plantas que dependen de los mares y los océanos, como los que habitan en las costas.

Cuando veo tus cielos, obra de tus dedos,
La LUNA y las estrellas que tú formaste…Salmos 8:3

Veranos de más de 100 grados e inviernos a 80 bajo cero

La gravitación lunar mantiene la inclinación fija del eje de rotación de la Tierra en unos 23 grados respecto al plano de su órbita. Si la Luna desapareciera de golpe el eje de rotación terrestre perdería su estabilidad, lo que conllevaría una alternación de las estaciones. Serían habituales veranos con temperaturas de más de 100 grados, e inviernos a 80 bajo cero, con las adaptaciones que ello implicaría para la vida animal y vegetal.

Vientos de más de 300 kilómetros por hora

El caso más extremo sería el alineamiento directo del eje de rotación de la Tierra hacia el Sol, lo que provocaría que en una parte del planeta reinaría la oscuridad completa y la otra estaría bajo la acción permanente del sol. Vientos de una velocidad extrema de más de 300 kilómetros por hora azotarían la superficie de la Tierra como consecuencia de las drásticas diferencias de temperatura.

Vida en la frontera entre dos mundos

En este caso se erradicaría casi por completo toda la vida en ambos hemisferios. Las especies solo podrían sobrevivir en el ecuador, justo en la frontera entre el mundo de la oscuridad y el de la luz eterna.

Extinciones masivas

La gran mayoría de los animales y las plantas serían incapaces de adaptarse a la nueva situación, lo que se reflejaría en extinciones masivas.

Si la Luna nunca hubiera existido…

En el mejor de los casos, la vida habría tardado más tiempo en aparecer

Unas mareas más débiles en el océano primitivo habrían dificultado la mezcla y la fricción de sustancias, por lo que no se habrían dado las condiciones necesarias para que surgiera vida, o esta habría aparecido cientos de millones de años más tarde.

Fuertes vientos

El día terrestre duraría ocho horas. Debido al aumento de la velocidad de rotación de la Tierra también serían mayores los vientos que se producirían en su atmósfera, que alcanzarían por lo general velocidades de 160 o 200 kilómetros por hora.

Vida más primitiva o con biología distinta

La inestabilidad de la inclinación del eje de rotación terrestre derivaría en variaciones extremas de temperatura y provocaría un clima radicalmente diferente al que conocemos. Todo esto se reflejaría en las formas de vida terrestre, que serían totalmente distintas a las que existen en la Tierra para poder adaptarse a un mundo de extremos, o bien serían más primitivas.

La ciencia habría tomado otros derroteros

Si aceptamos que una Tierra sin la Luna pudiera estar habitada por seres inteligentes, su ciencia se hubiera desarrollado de una manera muy distinta a la nuestra, ya que muchos de los conocimientos que tenemos de campos tan distintos como la agricultura y la astronomía se deben al estudio de las fases lunares. Estas permitieron calcular la distancia entre la Tierra y la Luna, la Tierra y el Sol, las dimensiones de los cuerpos celestes y, en definitiva, hacer entender al hombre que no es más que una mota de polvo en la inmensidad del universo.

Dijo luego Dios: Haya LUMBRERAs en la expansión de los cielos para separar el día de la noche; y sirvan de señales para las estaciones, para días y años
y sean por LUMBRERAs en la expansión de los cielos para alumbrar sobre la tierra. Y fue así..Genesis 1:14-15.Twiter:@ComeBiblia @GabriCarrizalez @LaPalabraSolida

 

7 estafas más peligrosas de WhatsApp

Las siete estafas más peligrosas de la aplicación

Publicado: 26 dic 2015

ENTREPITOS:Espiar las conversaciones ajenas

Los usuarios más ingenuos y chismosos de la aplicación fueron víctimas de un falso programa que aseguraba que permitía espiar las conversaciones ajenas y, cuando se activaba, instalaba un ‘malware’ en los dispositivos.

En 2015 la aplicación de mensajería instantánea más popular sufrió numerosos ataques y el año que viene seguirá siendo el blanco de los piratas informáticos.

1.3K55

De acuerdo con los especialistas informáticos, 2015 ha traído una rica cosecha de estafas y fallos en WhatsApp. La empresa española Panda Security, especializada en seguridad informática, ha recopilado las trampas más peligrosas y populares de la aplicación de mensajería instantánea más popular y ha advertido que recibirá más ataques el año que viene.

Bloquear aplicación con emoticonos

El analista de seguridad indio Indrajeet Bhuyan ha descubierto que cualquier persona puede bloquear de forma remota la cuenta de un contacto si le envía un mensaje que contenga, al menos, 4.000 emoticonos, ya que desborda el búfer y bloquea la aplicación.

Engaños con nuevos emoticonos

En noviembre de este año algunos usuarios de la aplicación recibieron un texto que indicaba que WhatsApp les permitiría utilizar nuevos emoticonos si compartían el mensaje con 10 de sus contactos. En lugar de las imágenes, recibían un virus que se propagaba rápidamente entre los clientes.

Desactivación del doble ‘check’ azul

El doble ‘check’ azul, que tantas quejas provocó, fue desactivado por los responsables de la compañía una semana después de su aparición. No obstante, los estafadores se aprovecharon de la indignación de los internautas y lanzaron varios servicios que declaraban ser un remedio al problema pero, en realidad, eran suscripciones a los servicios de SMS de pago. No es necesario recurrir a servicios externos: uno mismo puede desactivar el doble ‘check’.

WhatsApp Trendy Blue

Otra estafa relacionada con el color azul supone ofrecer a los usuarios de la aplicación otro estilo para su sistema de mensajería instantánea y nuevas opciones de personalización. Sin embargo, al instalar la versión modificada las víctimas acumulaban gastos no planeados en servicios no deseados.

Anuncio fraudulento de descarga de llamadas de voz

La actualización del programa y la incorporación de una nueva función que permite realizar llamadas de vozvinieron acompañadas por una serie de fraudes. Así, varios clientes recibieron invitaciones falsas que contenían enlaces con código malicioso.

Cupones de descuento

En esa ocasión los ciberdelincuentes suplantaron a compañías conocidas, como McDonald’s, Ikea o Mercadona. Los usuarios de WhatsApp recibían un enlace de uno de sus contactos, supuestamente patrocinado por una empresa famosa, que les invitaba a rellenar una encuesta para obtener cupones con descuentos.

Diez claves para conocer mejor Oriente Medio

El desconocimiento de la cultura de esta región lleva a cometer muchos errores. Árabe y musulmán no son términos intercambiables, aunque haya quienes así lo crean.

3.5K167

Para evitar estas confusiones, el escritor Daniel Miessler elaboró un catálogo a través del que brinda un acercamiento a algunos detalles específicos sobre Oriente Medio:

1 – Los árabes son un grupo étnico y no una religión. Existían mucho antes de la aparición del islam y, además, hay árabes cristianos y judíos. Por eso, el autor aclaró que alguien es considerado árabe según su descendencia o si habla el idioma arábigo.

2 – No todos los árabes son musulmanes, ya que hay importantes poblaciones de árabes cristianos en varias regiones del mundo, como en Líbano, Siria, Jordania, Palestina, Israel y el norte de África.

3 – El islam es una religión y un musulmán es quien sigue esa religión.

4 – Los chiitas y los sunitas no son lo mismo. En el chiismo el clero, representado por los imanes, tienen una fuerte presencia. En cambio los sunitas creen que hay que mantener una relación más directa con Dios, sin la presencia de imanes.

5 – Los iraníes son musulmanes (mayoritariamente chiitas) pero no son árabes. A menudo se les llama también persas, pero eso es también una generalización, puesto que aunque la inmensa mayoría de la población de Irán es persa, en el país también hay grandes minorías kurdas, azeríes y otras.

6 – Los árabes son semitas. Por eso, aunque el término ‘antisemitismo’ significa específicamente odio hacia los judíos, la palabra ‘semita’ proviene de la Biblia y describe a los hablantes de alguna de las lenguas semitas, como el árabe o el hebreo, entre otras muchas.

7 – Según la Biblia, los judíos y los árabes están relacionados, ya que ambos descienden de los hijos de Abraham: los judíos descienden de Isaac y los árabes, de Ismael.

8 – El 90% de los musulmanes son sunitas.

9 – El país con mayor cantidad de población musulmana no está en Oriente Medio, es Indonesia.

10 – Las diferencias entre sunitas y chiitas comenzaron tras la muerte de Mahoma, cuando ambos grupos se disputaban la autoridad para predicar la fe. La postura de los chiitas apuntaba a que la responsabilidad debía recaer en Alí, el primo segundo de Mahoma. Los sunitas, en cambio, creían que el poder religioso debía ser para un elegido de los fieles; es así como fue nombrado el primera califa, Abu Bakr. Aunque todo comenzó como un diferendo político, actualmente es considerado principalmente un conflicto religioso y de clase del que también emanan problemas políticos.

Twiter:@ComeBiblia @GabriCarrizalez @LaPalabraSolida

Mapas que explican un complejo ‘mundo’ llamado Oriente Próximo

Oriente Medio, con sus conflictos internos, amenazas terroristas, alianzas que se rompen y otras que se crean, es una de las regiones más importantes desde el punto de vista de la geopolítica, y una de las más complicadas.