Divorcio, enfermedad, muerte: ¿cómo superar los golpes más duros de la vida?

Dios es nuestro amparo y fortaleza,Nuestro pronto auxilio en las tribulaciones.Salmos 46:1. 

Divorcio, enfermedad, muerte: ¿cómo superar los golpes más duros de la vida?

“Cuando acompaño a personas que están afligidas porque se encuentran en proceso de divorcio o han perdido a alguien o algo que querían, siempre les explico cómo vivimos el duelo los humanos. Una persona que sabe eso puede afrontar sus sentimientos con compasión y apoyarse a sí misma de la manera adecuada cuando sea necesario. Esa persona es consciente de que lo que está sucediendo es normal, de que no se está volviendo loca, de que no le está pasando nada extraño y de que esas cosas les suceden a todos”. Así lo relata María Yegórova, psicóloga, terapeuta de traumas y directora del centro psicológico Club en el Piso Nueve, de Moscú, en una entrevista concedida a RT en la que nos cuenta cómo afrontamos las personas los momentos dolorosos de la vida.

No se pueden acelerar las etapas del dolor, ni tampoco evitarlas

Durante la entrevista hizo hincapié en que es imprescindible pasar por todas las etapas del dolor, ya que ello es necesario para volver a vivir plenamente la vida y recordar con gratitud a los difuntos o los seres que hemos perdido, para así permitirles “vivir en nuestra alma” y que su recuerdo nos apoye. “El ciclo completo del sufrimiento causado por una pérdida realmente grave puede durar cerca de dos años. Esto se aplica a divorcios, enfermedades graves y cambios radicales en la vida. No se pueden acelerar las etapas del dolor, ni tampoco evitarlas”, afirma la experta.

De acuerdo con la psicóloga, en las escuelas deberían enseñarles a los niños cuáles son las etapas del duelo para que aprendieran cómo se desarrolla el sufrimiento tras una pérdida, qué nos ayuda a superar el dolor y qué nos impide hacerlo. De lo contrario, en un momento difícil las personas nos encontramos solas con nuestra experiencia de confusión y aislamiento, sin entender cómo hablar de nuestro dolor con otros ni cómo tratar a una persona que acaba de pasar por una desgracia para no dañarla y no agravar la situación.

“Conocer los patrones del sufrimiento es como una barandilla a la que agarrarse para bajar por una escalera empinada y resbaladiza”, y nos ayuda a evitar “las dudas acerca de la confianza en uno mismo, el temor de que lo que uno está experimentando nunca termine o que no podamos manejarlo con dignidad”, señala María.

Cuando entendemos que nos ha ocurrido una desgracia, nuestra primera reacción es el aturdimiento, el ‘shock’. “El ‘shock’ es un mecanismo protector muy importante que durante un tiempo nos permite no sentir el dolor agudo en su totalidad y nos prepara para el esfuerzo psíquico posterior”, dice María.

“Es lo que hace, por ejemplo, que las personas más cercanas al difunto no lloren en el funeral. Aunque algunas personas ‘benévolas’ puedan echarle en cara a una hija que perdió a su padre no haber llorado cuando los otros lo hacían”, agrega la psicóloga.

En realidad, la gravedad de la pérdida es mayor para la hija que para el resto, explica María. El ‘shock’ aquí es algo parecido a una “congelación”, o a la “anestesia durante una operación”: “Si no hubiera ‘shock’, si pudiéramos eliminarlo, si tratamos de sacudir a una persona para que sienta emociones, esto puede llevar a una psicosis aguda”, subraya la terapeuta. El ‘shock’ puede durar desde unas pocas horas hasta entre tres y siete días; si dura más es aconsejable acudir a la ayuda de un especialista.

Una vez superado el ‘shock’, en las primeras etapas de sufrimiento por la pérdida una persona puede comenzar a “negociar” con la realidad o rechazarla. ¿Cómo sucede esto? “Por ejemplo, cuando una pareja se separa, algunas personas piensan: ‘Rompimos, pero no fue para bien. Tal vez él/ella se lo repiense y regrese si yo cambio, si crezco espiritualmente, si voy al gimnasio, si hago algo especial, o si enfermo'”, comenta María.

O bien otro ejemplo, más sutil: “A nivel intelectual se acepta que una persona se ha ido y nunca más volveremos a verla, pero la familia guarda sus cosas y deja intacta su habitación. Esto significa que este ‘trabajo de dolor’ no se ha completado del todo, porque a nivel emocional se sigue esperando a la persona que se ha ido“, dice psicóloga.

En esta negociación con la realidad y su rechazo se basa toda una industria de ‘pseudocuranderos’ y charlatanes que se aprovechan de este “modo de pensar en cierto modo mágico” y ofrecen diferentes métodos para ‘ayudar’ al afligido en su evasión de la dura aceptación de la pérdida.

“La gente piensa que si visitan todos los monasterios del mundo, hacen grandes donaciones o consiguen un tiburón chino con un caparazón mágico la persona enferma se recuperará. Hay que entender que este tipo de fantasías son normales, pero son absolutamente contraproducentes a la hora de ser puestas en práctica“, dijo la psicóloga, que hace hincapié en la importancia crucial de reconocer y aceptar la pérdida en la etapa posterior al ‘shock’. En primer lugar, hay que hacerlo al menos a nivel intelectual, y luego a nivel emocional y físico.

Aproximadamente 40 días después de la pérdida repentina de una persona empieza la siguiente etapa importante y global: la de la rabia, que puede llegar a durar medio año. En algunas culturas y religiones la ira es tabú, y esto puede complicar y prolongar la experiencia de la pérdida, a veces convirtiéndola en algo crónico.

Según María Yegórova, la ira tiene seis “facetas” es decir, seis ángulos diferentes. La “etapa cero” de la rabia es la ira difusa, o la primera etapa en el “valle de la rabia” que debemos cruzar. La rabia difusa “está dirigida a todo y a nada: una persona se siente terriblemente incómoda con su vida, se siente mal, todo le da asco, siente que nada es como debería ser, todo le molesta“, dice la experta.

Una persona disciplinada y comprensiva puede no demostrar esa ira, pero la ira sigue dentro, y eso es algo de lo que no se puede escapar. “Si tras una pérdida alguien se siente así, debe cuidarse y ser compasivo consigo mismo. No hay que destrozarlo todo, pero no debemos desaprovechar la oportunidad de darle un puñetazo a un saco de boxeo, una almohada o un sofá“, comentó María.

Tras la rabia difusa comienza la ‘canalización’ de esta emoción destructiva, y normalmente el primer objeto son aquellos que pueden ser culpados directamente por la pérdida, y precisamente esta es la primera faceta de la ira. En este estadio la rabia se dirige, por ejemplo, al conductor que atropelló involuntariamente a nuestro ser querido, o al médico que le recetó un fármaco equivocado.

La segunda faceta de la rabia la dirigimos a aquellos que “podrían haber ayudado pero no lo hicieron”. Por ejemplo, un enfermero que, según los afectados, podría haber cuidar mejor al fallecido. En esta etapa hay casos en los que los parientes incluso demandan a los médicos, dando de este modo ‘salida’ a esta potente emoción destructiva.

La tercera etapa de la ira puede ser dirigida contra cualquier persona que sea feliz —o al menos así lo crea el afligido—, aunque no tenga ninguna relación con nuestra tristeza. “No debemos culparnos si notamos, por ejemplo, que sentimos odio por una niña cuyos padres están vivos. Tampoco debe fustigarse una mujer que perdió a su bebé y ahora experimenta odio hacia aquellos que tienen hijos. Solamente hay que aceptarlo como una etapa: así es como atravesamos el dolor en este momento, dejando ir a alguien o algo que se fue de nuestra vida”.

María Yegórova, psicóloga, terapeuta de traumas
“Porque morir es una cochinada, a cualquier edad y por cualquier motivo. Recuerde esto y dígaselo a aquellos con quienes estará a la hora de la pérdida. Morir es una cochinada, porque el fallecido deja a aquellos que le tenían cariño. Y aquí se puede estar enojado”María Yegórova, psicóloga, terapeuta de traumas

La faceta número cuatro es la rabia contra Dios y el destino. En este caso la psicóloga recomienda escribir cartas al universo, a Dios o al destino para expresar las emociones. “Es normal estar enojado con aquellos a los que amamos”, dice María Yegórova, que agrega que la ira puede extenderse incluso al propio difunto, y esa es la quinta faceta de la rabia.

“Porque morir es una cochinada, a cualquier edad y por cualquier motivo. Recuerde esto y dígaselo a aquellos con quienes estará a la hora de la pérdida. Morir es una cochinada, porque el fallecido deja a aquellos que le tenían cariño. Y aquí se puede estar enojado”, afirma la psicóloga.

La sexta y la última faceta de la rabia afecta al propio afligido, es decir, al sujeto de la emoción. “Es un sentimiento de culpa que forma parte de la ira, es inevitable y poco realista. Porque es poco realista pensar que podríamos haber cambiado algo, por ejemplo, acudiendo a la sala de emergencias con la intención de ‘ayudar’ a los médicos sin ser un médico”, dice María.

“Sin embargo, esto no se aplica a las situaciones en las que realmente somos responsables de lo que sucedió. Por ejemplo, en lo que se refiere al divorcio, la contribución de cada uno de los miembros de la pareja en la separación es del 50%, y no del 100%. En estos casos, el psicoanalista austríaco Helmuth Figdor habla de la ‘responsabilidad sobre la culpa’, y es una parte importante en el rol parental de cada uno de los miembros de una pareja con hijos en la situación de divorcio”, señala la psicóloga.

En la etapa de la rabia lo más importante es permitirse experimentar todos los sentimientos incómodos que están asociados a ella, sin intentar esconderse de ellos: reconocerlos y experimentarlos es crucial.

Debemos permitirnos vivir estos sentimientos, sin tratar de huir de ellos o nivelarlos. Lo mismo debe hacer la persona que da apoyo al afligido, cuyo trabajo consiste, en cierta medida, en dar permiso para que estos sentimientos puedan manifestarse sin destruir a la persona o el mundo que la rodea”, destacó la psicóloga.

La pena puede durar casi un año. Es monótona, es dura, carece de energía, conlleva muchas lágrimas, y parece como si estuviera dando miles de vueltas alrededor de lo mismo”, comenta María Yegórova.

Según ella, una persona afligida puede sentirse “angustiada y abrumada”, y puede echarse a llorar en cualquier momento si algo le recuerda a la persona perdida. Cada hito temporal despierta también una ola de sentimientos y emociones: la primera Navidad sin esa persona, el primer Año Nuevo sin ella, nuestro primer cumpleaños sin el ser querido, o la fecha de su cumpleaños.

“En la etapa del duelo, es importante poder contarle nuestro sufrimiento a otra persona, y es positivo cuando hay muchas personas dispuestas a escucharnos. Escuchar sin evaluar y sin intentar ‘regularizar’ al afligido, es decir, no intentar indicarle qué es lo que debe o no debe recordar, pensar o sentir“, señala la psicóloga.

María Yegórova, psicóloga, terapeuta de traumas
“El duelo y la depresión son cosas totalmente opuestas. La depresión es el resultado de interrumpir el duelo, el resultado de no permitirse experimentarlo”María Yegórova, psicóloga, terapeuta de traumas

“Esta narración interminable de las mismas historias tiene realmente un efecto terapéutico, por lo que querer hablar de la pérdida una y otra vez es absolutamente normal”, añade. La experta señala que en esta etapa se puede acudir a grupos de apoyo, donde los participantes pueden expresarse sin temor a ser ofendidos y recibir compresión y ayuda psicológica del resto del grupo.

También es importante no confundir el duelo con la depresión, destaca María: “De hecho, son cosas totalmente opuestas: la depresión es el resultado de interrumpir el duelo, el resultado de no permitirse experimentarlo. En este sentido, el sufrimiento, el dolor, alejan de la depresión, no la provocan. En esta etapa, la depresión reactiva —que no debe confundirse con la endógena, que tiene otras raíces— puede ocurrir si uno no es capaz de soportar el encuentro con sus propios sentimientos”.

Hemos perdido a alguien o algo que tenía mucho valor para nosotros, y en la etapa del duelo tenemos que encontrar la manera de reemplazar lo perdido —en la medida que sea posible— y hacerlo con nuestros propios esfuerzos o con ayuda externa.

“Por ejemplo, veamos la historia de una mujer que perdió a su marido —no importa si fue como resultado de un divorcio o porque murió—. Lo que sí es importante es que él reparaba el cableado de la casa, arreglaba el tejado, comprobaba el rendimiento de los electrodomésticos y colgaba estantes. Pero ahora, cuando no está, surge la pregunta: ¿quién se ocupará de ello? Y solucionar el problema les corresponde a la tercera y la cuarta etapa de la vuelta a la vida tras la pérdida”, dice María Yegórova.

El problema puede ser solucionado de maneras diferentes, relata la psicóloga. Una de ellas es que la mujer le pida a su hermano que temporalmente haga los trabajos de la casa que antes hacía su marido. O puede acudir a la ayuda de un especialista. O incluso puede aprender a hacerlo todo ella misma, y está opción abre muchas oportunidades.

Por extraño que parezca, el regreso a la plenitud de la vida, cuando nuevamente podemos sentir sus alegrías, también puede convertirse en un momento duro. “Podemos regocijarnos de nuevo, y esto puede asustar a algunos. Se dicen a sí mismos: ‘¿Cómo puedo sentir alegría cuando una persona tan importante para mí falleció? No, eso no está bien'”, comenta esta etapa María.

Sin embargo, cuando volvemos a vivir de nuevo “aparecen cosas nuevas: nuevas relaciones, nuevo trabajo, nuevas oportunidades y nuevos sentidos que surgen en la vida”, y no debemos cerrar las puertas ante estas opciones, señala la psicóloga. Mientras que las personas a las que perdimos —el cónyuge, los padres, amigos…—  pueden seguir apoyándonos en el alma, y su amor y fe en nosotros nos seguirán dando fuerza e inspiración.

En la etapa final del duelo incluso pueden establecerse nuevas relaciones con aquellos a los que perdimos. Se dice que Carl Gustav Jung hasta sus últimos días conversó con su esposa fallecida, contándole sus ideas y discutiendo con ella sobre sus libros. Lo hacía en sus sueños y pensamientos, y fue una interlocutora muy importante para el famoso psiquiatra.

En esta etapa la persona se siente ya diferente. “De hecho, el afligido se ha transformado considerablemente a lo largo de este camino, y, en cierto sentido, ya es diferente. Pero en su corazón la persona a la que quería será para siempre ‘un miembro importante del club de la vida’, como dicen los terapeutas narrativos”, afirma María Yegórova.

En esta etapa de la vida de la persona que sufrió la pérdida puede aparecer una nueva pareja, un nuevo hogar, o una solución realista a una situación a primera vista irresoluble, como una enfermedad. Esto se debe a que se ha completado el ‘trabajo de duelo’ y se ha aceptado la pérdida en los niveles intelectual, emocional y físico; o, en otras palabras, en el plano práctico y el cotidiano. En esta etapa la persona se da cuenta de que no habrá ningún milagro y comienza a tomar medidas realistas, conscientes y responsables. Para el afligido que está saliendo de su aflicción se abren nuevos significados. Y nuevos horizontes.

“Cuando volvemos a la vida después de una pérdida, vemos de una forma diferente nuestros valores y prioridades: vemos lo que antes no podíamos percibir. Ahora vemos esta profundidad de la vida, la profundidad de las relaciones entre las personas. Y esta es una adquisición muy valiosa”, explica María Yegórova.

“El dolor de la pérdida es enorme, no es posible saltar por encima de él, hacer un túnel por debajo o esquivarlo por la derecha o por la izquierda. Solamente se puede pasar a través de él. Pero el que lo consigue obtiene, al final del camino, un nuevo nivel de madurez y un nuevo nivel de ‘ternura’ respecto a la vida. Y cuando recorremos honestamente este camino, con todo el dolor y los duros sentimientos que conlleva, nos convertimos en personas diferentes, más fuertes y más valientes, podemos valorar más la vida y dar pasos más conscientes”, concluye María Yegórova, citando a Bob Deits, autor del libro ‘Vivir después de la pérdida’ (‘Life after loss’, en inglés), una obra que la psicóloga recomienda leer a todos sus amigos si les sucede algo grave.

Redactado por Anna Sávina, diseño de María Kórobova. Twitter: @ComeBiblia @GabriCarrizalez – Venezuela

Anuncios

Pasos para escaparse de un coche que se hunde en agua, sabiendo esto podría salvar su vidas.

Si estuviera en un vehículo que se esta hundiendo en el agua ¿sabría qué hacer? Hasta ahora ni siquiera sabía cuál era el procedimiento correcto. Es un hecho sorprendente que alrededor de cuatrocientas personas mueren cada año en América del Norte después de que sus coches quedan atrapados bajo el agua. Los expertos dicen que su objetivo es salir del vehículo dentro de los primeros 30 a 60 segundos, y saber qué hacer antes de tiempo salva vidas.Recuerde que usted necesita salir del carro antes de que se hunda.

Aquí están los pasos que usted necesita hacer:
1. Suelte sus cinturones de seguridad  inmediatamente.
2. Gire la ventana hacia abajo.
3. Salga por la ventana.
4. Si tienes hijos, saca los más viejos primero y después los más jóvenes.

Si no puedes abrir la ventana, necesitas usar una herramienta para romper las ventanas. Compre y guarde uno en su vehículo en un lugar de fácil acceso, como en su espejo retrovisor. No pierda el tiempo llamando al 911 desde el interior de un coche que se hunde, no abra las puertas del coche , no trate de permanecer en el coche con la esperanza de una burbuja de aire. La mayoría de los fabricantes de automóviles dicen que las ventanas de energía funcionará durante un breve período de tiempo en el agua para rodar hacia abajo tan pronto como sea posible.

Recomendamos que la gente comparta esto con sus familias, hable a través del proceso, haga un ejercicio imaginario, si todo el mundo sabe qué hacer hay una mejor oportunidad de que no se preocupe y será capaz de salir con seguridad.

¿POR QUÉ EINSTEIN TUVO QUE ESPERAR A QUE UN ECLIPSE CONFIRMARA SU TEORÍA DE LA RELATIVIDAD?

En 1905 nuestro Universo cambió. Un funcionario de 26 años que trabajaba en la oficina de patentes de Suiza transformó nuestra visión del espacio, el tiempo, la materia y la energía.

Pero tú, Daniel, cierra las palabras y sella el libro hasta el tiempo del fin. Muchos correrán de aquí para allá, y la CIENCIA se aumentará. Daniel 12:4 

Tenía un cajón secreto que, según le decía a sus amigos, era su Departamento de Física Teórica.

De ahí salieron, entre marzo y junio de ese año, cinco trabajos científicos que revolucionaron las leyes de la física.

Uno de ellos fue un método para determinar el tamaño de los átomos, con el que finalmente le dieron su doctorado (era su tercer intento).

Los otros cuatro son los llamados “artículos del Annus Mirabilis (Año milagroso, en latín)”, que envió a la revista Annalen der Physik.

Explicaban el movimiento browniano, el efecto fotoeléctrico y desarrollaba la equivalencia masa-energía y la relatividad especial.

Con el último hizo de la velocidad de la luz una constante universal y derribó los absolutos newtonianos del espacio y del tiempo.

El último de los 5 trabajos del “año milagroso”, que publicó en cuatro meses, se demoró un poco más pues se tuvo que cambiar de casa con su esposa e hijo de un año.

Una década más tarde, en la última de una serie de conferencias en la Academia Prusiana de las Ciencias en las que describió la teoría de la relatividad general, presentó la ecuación que reemplazaría a la ley de gravedad de Newton.¡Ah! Estamos hablando de Albert Einstein.

Dos siglos de Newton

De ser aceptada por la comunidad científica, la teoría de Einstein iba a reemplazar la teoría de la gravedad de Newton.

Desde 1687, esa ley de la gravitación universal había explicado todo -desde movimiento de lo que estaba sobre la Tierra hasta el movimiento celestial de los astros- y durante más de dos siglos había pasado prácticamente todas las pruebas que le pusieron por delante.En contraste, la nueva teoría tenía un problema que, aunque genial, era difícil de resolver.

Falta de experiencia

Einstein llegó a la teoría de la relatividad general razonando, deduciendo y experimentando hipotéticamente. Todo había sido un extraordinario producto de su mente, no tenía una base experimental física.

Pero para derrocar a una teoría dominante, la nueva debe poder hacer una predicción que muestre la diferencia entre la idea anterior y la que está siendo propuesta.

Y esa predicción tiene que ser puesta a prueba.La teoría de la relatividad parecía imposible de probar.Por suerte, lo que se necesitaba no era un milagro, sino un fenómeno natural.Un fenómeno natural para probar la teoría de un funcionario de la oficina de patentes suiza.

Un eclipse total del Sol

La teoría de Einstein incluía una predicción teórica que podía ponerse a prueba durante un eclipse total del Sol.

A diferencia de la newtoniana, su hipótesis era que los rayos luminosos que pasaban cerca del Sol debían desviarse ligeramente debido al campo gravitatorio del cuerpo celeste.

Para Einstein, la equivalencia entre aceleración y gravedad se extendía a los fenómenos electromagnéticos y la luz es una onda electromagnética.

Para Newton, la luz no tenía masa.

La razón por la que se necesitaba un eclipse total era porque sólo cuando la Luna pasa delante del Sol y bloquea su luz, el cielo se vuelve tan oscuro como la noche y las estrellas se pueden ver durante el día.

Si Einstein estaba en lo cierto, cuando un observador en la Tierra viera estas estrellas durante un eclipse, sus posiciones parecerían ser desplazadas por un trecho progresivamente mayor cuanto más cerca éstas estuvieran del Sol.

La tercera es la vencida

Después de que Einstein expusiera su teoría general de la Relatividad en 1915, hubo un eclipse en 1916, pero la Primera Guerra Mundial interfirió; la siguiente oportunidad fue en 1918, pero las nubes frustraron ese intento.

El 29 de mayo de 1919, un astrónomo británico llamado Arthur Stanley Eddington, que había viajado a la isla Príncipe en la costa oriental de África con el objetivo de fotografiar la luz de las estrellas durante un eclipse y ver si la teoría de Einstein era correcta, lo logró.

Dos de las imágenes que logró tomar el astrónomo Arthur Eddington que confirmaron la teoría de general de la Relatividad.

Las imágenes que Eddington captó durante casi 7 minutos fueron analizadas por Royal Society y la Royal Astronomical Society.

En noviembre de 1919 anunciaron que “no hay duda de que confirman la predicción de Einstein. Se ha obtenido un resultado muy definitivo de que la luz se desvía de acuerdo con la ley de gravitación de Einstein”.

Ese cambio en el sendero de la luz de las estrellas al pasar cerca del Sol descarriló la teoría de Newton.

Los resultados del eclipse de 1919 hicieron que Einstein y su teoría se volvieran mundialmente famosos, a pesar de que muchos, incluidos algunos de los periodistas que informaban sobre el trascendental evento, aún no entendieran muy bien la teoría de la relatividad.

En los años siguientes, los datos y los análisis de lo obtenido durante el eclipse de 1919 se pusieron en tela de juicio, pero estudios de eclipses posteriores validaron una y otra vez la teoría de la Relatividad General de Einstein.

Y la siguen validando, así que cuando tengas la suerte de poder observar un eclipse total del Sol, fíjate si ves algún punto de luz cerca de la corona que queda visible.Será una estrella, pero no olvides que no está precisamente donde la ves.Y recuerda que ese conocimiento cambió nuestra visión del Universo.

Con su CIENCIA los abismos fueron divididos, 
Y destilan rocío los cielos. Prov 3:20 @ComeBiblia @GabriCarrizalez

¿Por qué los girasoles siguen al sol?

Cuando completan su crecimiento, dejan de girar y se orientan al Este para atraer más abejas

Con su tallo que puede alcanzar de 3 metros de altura, el girasol (Helianthus annuus) ha atraído la atención de biólogos y también de físicos y matemáticos. Su semillas se disponen formando un ángulo de 137 grados con la anterior y esta peculiar formación reducen las sombras entre ellas. Es como si esta planta estuviera “diseñada” para aprovechar al máximo la luz del sol para producir nutrientes por medio de la fotosíntesis. La disposición de sus semillas, siguiendo la espiral de Fermat, ha inspirado el diseño de plantas solares más eficaces compuestas por centenares de espejos que no se hacen sombra unos a otros.

Pero no es la única peculiaridad de los girasoles. A los biólogos les ha intrigado siempre su capacidad para seguir el movimiento del sol, al que hace referencia su nombre (girasol). Gracias a ese movimiento denominado heliotropismo, el capítulo floral se dispone siempre mirando al sol. Esa orientación variable según la posición del sol sólo se manifiesta cuando la planta todavía es joven. Sin embargo, cuando madura, ya no gira y se queda en una posición fija orientada siempre hacia el Este. Y este era otro misterio. ¿Por que cambian el patrón de movimiento y, sobre todo, tiene alguna ventaja adaptativa?

En la Universidad de California acaban de desvelar algunos de estos interrogantes al descubrir que estas plantas se sirven de su reloj circadiano interno, que actúa sobre las hormonas de crecimiento, fundamentalmente la auxina, para seguir el sol durante el día. “Es el primer ejemplo de un reloj circadiano en vegetales que modula el crecimiento en un entorno natural, y que además tiene repercusiones para la planta”, explica Stacey Harmer, autor principal de la investigación que se publica en Science. Hasta ahora se desconocía si el movimiento del girasol de este a oeste estaba originado por el ritmo circadiano o por el cambio de la presión en el interior de las células de la planta, que las hacía moverse, como ocurre en el geotropismo. Y este estudio aclara esta duda.

 Con este movimiento, como ya hacía sospechar la disposición de las semillas, el girasol busca aumentar su eficiencia energética. Algo que los investigadores comprobaron con algo tan simple como atar al girasol para impedir su movimiento. Y vieron que efectivamente, cuando no puede moverse durante su juventud siguiendo al sol pierde eficiencia fotosintética.

El otro interrogante era por qué los girasoles dejan de moverse cuando maduran. Y también los científicos de la universidad de California parecen haber encontrado la respuesta. A medida que maduran y dejan de crecer, la eficiencia fotosintética deja de ser crucial. Sin embargo, se vuelve prioritario conseguir una buena polinización. Y al dejar de seguir al sol y orientarse siempre hacia el este, se calientan antes por la mañana, lo que una ventaja porque atraen más polinizadores, que prefieren los girasoles frente a otras plantas más frías.

Para demostrarlo, los investigadores cultivaron girasoles en macetas y algunos de ellos los giraron hacia el oeste. Mediante una cámara de infrarrojos estimaron la temperatura de las flores y encontraron que los girasoles orientados al Este se calientan más rápidamente por la mañana. Y esto atrajo a cinco veces más insectos polinizadores. Y para asegurarse de que sus resultados eran válidos, calentaron las flores que habían colocado orientadas al oeste con un calentador portátil, lo que de nuevo atrajo más polinizadores. “A las abejas les gustan las flores cálidas”, explica Harmer.

Según explica Harmer, parece que hay dos mecanismos de crecimiento en el tallo del girasol. El primera establece un tipo básico del crecimiento de la planta, sobre la base de la luz disponible. El segundo, controlado por el reloj circadiano y la dirección de la luz, hace que el tallo crezca más en un lado que en otro, permitiendo el giro de la planta.

A medida que el girasol madura y la flor se abre, el crecimiento global se ralentiza y las plantas dejan de moverse durante el día y permanecen mirando hacia el este. Esto parece deberse a que, ante un menor crecimiento, el reloj circadiano asegura que la planta reaccione con más fuerza a la luz de la mañana que de la tarde o la noche, por lo que poco a poco deja de moverse hacia el oeste durante el día.

AUTORIDAD DE LAS ESCRITURAS, CAMINO HACIA LA INTEGRIDAD INTELECTUAL

La sociedad actual piensa que someterse de manera absoluta a algo o alguien es un poco pasado de moda. Por tanto someterse a la autoridad absoluta de la Biblia suena un poco irracional. Y a los que creen o mejor dicho se someten a ella, se les califica como faltos de integridad intelectual o personas del medioevo.
Frente al discurso actual que promueve la no sumisión en todos los niveles de la vida y en momentos cuando todos buscan “libertad de” se hace necesario recordar que los cristianos tenemos que  estar sometidos a la palabra de Dios, sólo con ello mantendremos nuestra integridad intelectual o de contrario seremos arrastrados por la corriente de este mundo.
Para explicar mejor lo que se ha planteado se hace necesario formular la siguiente interrogante: ¿Qué significa integridad? Según el diccionario Columbus: “…Aquello a que no le falta ninguna de sus partes” o como dice el diccionario Rancés: “Que tiene todas sus partes. Probo, recto, honrado”. Además siguiendo el pensamiento del doctor John Stott se puede aseverar que la integridad implica armonía plenitud. Significa también coherencia entre lo que se piensa y lo que se vive (o se hace).
El cristiano confiesa que Jesús es su Señor y se somete a su autoridad, y esto es lo que da armonía a su vida. Le da integridad a su vida.
Cristo es el Señor de todo y eso es lo que nos da integridad. “Un cristiano integrado es aquél que está en paz consigo mismo: no hay en él una dicotomía entre sus creencias y su conducta. Por eso como dice el apóstol Pablo se hace necesario llevar “cautivo todo pensamiento para que se someta a Cristo” (2 Co. 10:5.  NVI). Se hace necesario encarnar las palabras emitidas por el doctor Lutero que a la letra dicen: “Mi conciencia está cautiva de la Palabra de Dios”
“La sumisión a las Escrituras es una parte inseparable de la sumisión a Jesús como Señor”. El cristiano no puede mostrar una sumisión selectiva. No se puede pasar por las páginas de la Escritura, al igual que se va a un jardín y uno selecciona sólo las flores de su agrado y luego desprecia o deja las que no son del gusto. Por tanto, una sumisión selectiva no es sumisión, por el contrario es la manifestación de “arrogancia e inmadurez”. ¡Dios nos exige una sumisión absoluta!
John Stott Todos creen que Dios es amor, sin embargo cuando uno observa los desastres naturales , o una desgracia es difícil de seguir creyendo que Dios sea amor. Es difícil entender. Es más probable que haya una lucha en entender este asunto sin embargo esto no lleva ni autoriza para ignorar que Dios es amor.
Los problemas están ahí, uno piensa, lucha, lamenta, consulta a los pastores y libros un poco se nos aclara, pero como cristianos tenemos que seguir creyendo en el amor de Dios, a pesar de los problemas. Y es la misma manera de cómo debemos tratar también con los asuntos de la Biblia. Muchas veces tendremos que decir no entiendo como es, pero así lo dice y por tanto hay que respetar su autoridad. No se sugiere una flojera o superficialidad en el estudio bíblico, sino lo que se quiere decir es, que  después de todo un esfuerzo por comprender con humildad sobre las rodillas y en oración y con una  intensidad de análisis, estudio e investigación se tiene que seguir aceptando su autoridad absoluta.

Si conocemos mas y mas a Dios y a sus perfectos atributos, Entonces comprenderemos que el está en control del universo.
Los cristianos en este tiempo posmoderno “tenemos que atrevernos a ser tenidos por necios en este mundo” y hasta cierto punto la locura y la ofensa de nuestra sumisión a la Palabra sigue siendo la elección más sabia en el mundo actual. De esa manera podemos decir junto con el salmista David: “Quiero cantar al amor y a la justicia: quiero Señor cantarte Salmos. Quiero triunfar en el camino de la perfección… quiero conducirme en mi propia casa con integridad de corazón. No me pondré nada en que haya perversidad” (Sal. 101:1-3 NVI).

Los ‘dueños del mundo’ y su entramado de poder al descubierto

Hermanos míos amados, oíd: ¿No ha elegido Dios a los pobres de este mundo, para que sean RICOS en fe y herederos del reino que ha prometido a los que le aman?  Pero vosotros habéis afrentado al pobre. ¿No os oprimen los RICOS, y no son ellos los mismos que os arrastran a los tribunales?.Santiago 2:5-6

¡Vamos ahora, RICOS! Llorad y aullad por las miserias que os vendrán.Santiago 5:1

Y los reyes de la tierra, y los grandes, los RICOS, los capitanes, los poderosos, y todo siervo y todo libre, se escondieron en las cuevas y entre las peñas de los montes.Apocalipsis 6:5 

Actualización: 16 ene 2017
Los 'dueños del mundo' y su entramado de poder al descubierto

Las personas más adineradas del planeta siempre han estado rodeadas de un aparente halo de misterio. A continuación, vamos a intentar a intentar arrojar algo de luz para ver quiénes son realmente.

A principios de este año, Intermon Oxfam publicaba un informe demoledor: todos nosotros vivimos en un sistema económico que funciona para favorecer al 1% de la población mundial. Es decir, el 1% más rico de la población mundial posee más riqueza que el 99% restante de las personas del planeta.

Las cifras que ofrece el informe son tan interesantes como desoladoras: en 2015, 62 personas poseían la misma riqueza que 3.600 millones de personas juntas, lo que equivale a la mitad más pobre de la humanidad. Y no hace mucho, en 2010, esta relación de desigualdad era de 388 personas contra la mitad de la población del planeta.

Esta abrumadora desigualdad tiene una perversa tendencia a crecer en el seno de un sistema socioeconómico que, a todas luces, la alimenta: la riqueza en manos de las 62 personas más ricas del mundo se ha incrementado en un 44 % en apenas cinco años, algo más de medio billón de dólares (542.000 millones) desde 2010, hasta alcanzar 1,76 billones de dólares.

¿Cómo funciona el entramado de poder?

Parece innegable que los grandes beneficiados de la economía mundial son quienes más tienen y que su poder se está utilizando para manipular el sistema y ampliar así aún más la brecha entre ricos y pobres.

El informe denuncia que, una vez que el dinero cae en manos de los más adinerados, existe “un complejo entramado de paraísos fiscales y toda una industria de gestores de grandes patrimonios” que garantizan que esa riqueza “no sea redistribuida” y que quede fuera del alcance de la ciudadanía en su conjunto y de los gobiernos.

Concretamente, este sistema florece gracias a un enjambre de “profesionales muy bien remunerados en la banca privada y de inversión, despachos de abogados o auditores” que solo pueden permitirse utilizar las personas con más recursos y las grandes empresas, con el objetivo de evitar tributar lo que en realidad les corresponde.

Ya lo señalaba el empresario estadounidense Warren Buffett, mayor accionista de la firma Berkshire Hathaway: en la práctica paga menos impuestos que cualquiera de las otras personas de su oficina, incluido el personal de la limpieza.

La organización humanitaria destaca que el sector bancario es uno de los refugios más seguros para la evasión fiscal. Tanto es así, que la mayor parte de la riqueza ‘offshore’ está gestionada por tan sólo 50 grandes bancos. Por su parte, el Colegio Internacional de Abogados, que agrupa a los profesionales del sector de todo el mundo, califica ésta práctica como una vulneración de los derechos humanos.

Además, denuncia el informe, los bancos llevan a cabo intensas actividades de lobby con el objetivo de proteger toda esta arquitectura mundial, al igual que empresas del sector de las industrias extractivas y las compañías farmacéuticas.

Y todo tiene sus consecuencias…

El documento señala que el hecho de que las personalidades más ricas del mundo traten de evitar tributar lo que les corresponde ha empujado a los gobiernos de las naciones que no son paraísos fiscales a “competir en una incesante carrera a la baja por reducir los tipos impositivos que gravan a las empresas y a las grandes fortunas, castigando las arcas públicas”.

Como consecuencia, estos impuestos no recaudados comprometen los presupuestos públicos, lo que a su vez se traduce en recortes en sanidad o educación y hace que los Gobiernos dependan cada vez más de impuestos indirectos como el IVA.

La desfachatez de la fortuna, en datos:

  • La riqueza individual oculta en paraísos fiscales asciende a 7,6 billones de dólares, una suma mayor que el PIB del Reino Unido y Alemania juntos.
  • La suma de los ingresos fiscales que pierden África, Asia y América Latina a causa de esta riqueza oculta asciende a unos 70.000 millones de dólares anuales.
  • El 90% de las 200 empresas analizadas por Oxfam, entre ellas las más grandes del mundo, tienen presencia en paraísos fiscales.
  • La inversión dirigida a paraísos fiscales en 2014 fue casi cuatro veces mayor que en 2001.
  • Hasta el 30% de la fortuna de los africanos más ricos se encuentra en paraísos fiscales, lo que supone una pérdida fiscal estimada de 14.000 millones de dólares al año. Esta cantidad sería suficiente para salvar la vida de 4 millones de niños al año.
  • La desigualdad económica también agrava las desigualdades existentes entre los grupos sociales, especialmente la desigualdad de género: de las 500 personas más ricas del mundo, 445 son hombres.

Un sistema fiscal que ‘blinda’ sus fortunas

En esta misma línea, a finales del año pasado el diario ‘The New York Times‘ revelaba que las personas más ricas de EE.UU. cuentan con un sistema fiscal propio que les ahorra miles de millones de dólares en impuestos. Este sistema, explican, opera con cabilderos, abogados y mantiene cuentas en el extranjero con el objetivo de reducir las tasas de impuestos.

“Operando en gran parte fuera de la vista del público -tanto en el tribunal fiscal, como a través de disposiciones legislativas arcanas y en las negociaciones privadas con el Servicio de Impuestos Internos– los ricos han utilizado su influencia para reducir gradual y constantemente la capacidad del Gobierno para gravarlos”, denunciaba el artículo.

EE.UU., un paraíso fiscal puntero

Asimismo, a principios de año Bloomberg tildaba a EE.UU. como “la nueva Suiza”. Según la agencia, después de años arremetiendo contra otros países por ayudar a los estadounidenses ricos a esconder su dinero en lugares de baja fiscalidad, “EE.UU. se está convirtiendo en un paraíso fiscal secreto y puntero para los extranjeros ricos” al resistirse a aplicar los “nuevos estándares globales de transparencia”.

“Todo el mundo, desde abogados de Londres hasta compañías fiduciarias suizas, están tomando cartas en el asunto, ayudando a los más ricos a mover sus cuentas de lugares como las Bahamas y las islas Vírgenes británicas a Nevada, Wyoming y Dakota del Sur“, revela el periodista de investigación Jesse Drucker.

“Qué irónico es que EE.UU., que ha sido tan mojigato condenando a los bancos suizos, se haya convertido en la jurisdicción bancaria secreta a la orden del día“, critica Peter A. Cotorceanu, abogado del bufete suizo Anaford AG.

Los ricos, ¿una raza aparte?

El periodista Jacques Peretti, quien pasó medio año rodeado de la gente más rica del mundo, incluyendo personalidades como el magnate Wang Jianlin o el multimillonario Tony Fernandes, para realizar el documental ‘The super-rich and us’ (‘Los superricos y nosotros’) ha sacado su propia conclusión: el 1% más rico del mundo “se está convirtiendo en una raza aparte, biológica y psicológicamente hablando“.

“Lo que comenzó como un simple clan global que tenía dinero se ha convertido en una diferencia biológica. Los ricos ahora viven en su propia biosfera paradisíaca (…) en esta biosfera, comen mejor comida, van a mejores escuelas, visten mejor ropa, toman mejores medicinas y así hasta engendrar un nuevo clan, más puro y más rico“, sostiene Peretti.

Asimismo, el periodista ha destacado que esta diferencia no reside únicamente en el dinero, sino en la eugenesia (o mejora de los rasgos hereditarios humanos mediante diversas formas de intervención manipulada), afirmando que “en sus mentes, no son solo más ricos que el resto, sino los mejores”.

La batalla paradisíaca entre ricos y superricos

Sería lógico pensar que la clase adinerada puede veranear en cualquier “biosfera paradisíaca” que se tercie, tal y como apuntaba anteriormente el periodista Jacques Peretti. Sin embargo, vamos a hablarles de la peculiar isla en la que ser millonario resulta insuficiente para que se le abran las puertas.

Muchos opinan que el mejor lugar para descansar en Hawái (EE.UU.) es Hualalai, donde los visitantes se hospedan en el hotel Four Seasons o en viviendas privadas y pueden disfrutar de las instalaciones de ese establecimiento o de los servicios del Hualalai Resort Club, por los cuales pagan enormes sumas de dinero.

A cambio, lo único que quieren esas personas es tener la libertad de hacer su voluntad y no escuchar nunca un ‘no’ por respuesta. Hasta hace poco tiempo, todo funcionaba de esa manera. Sin embargo, ahora resulta insuficiente con ser millonario y es necesario ser multimillonario.

En 2006 Michael Dell, fundador de la compañía Dell, adquirió todo este enclave privilegiado —salvo las casas privadas— y le encargó al hotel Four Seasons la gestión de la zona. A partir de ese momento, los huéspedes del recinto hotelero y los propietarios de Hulalai comenzaron a ver limitados sus derechos.

Christofer Zyda, asesor financiero y propietario de una vivienda en Hulalai, opina que “parece una batalla” entre el 1 % de las personas ricas y el 0,001 % de los superricos del planeta y ha calificado la maniobra como “táctica de la Gestapo”.

Los rasgos de los más ricos 

Para la mayoría de las personas, nunca será fácil entender el estilo de vida de los multimillonarios.

Sin embargo, según el último informe elaborado por el equipo del portal analítico Gocompare.com, parece que existen seis características destacadas que subyacen en la pertenencia a esta clase social:

  • Estar casado y con tres hijos. Así, el 87% de quienes figuran entre los 100 más ricos de ‘Forbes’ está casado.
  • Ser Acuario. Este signo del zodiaco se perfila como el más afortunado, seguido de tauro y capricornio.
  • No profundizar demasiado en la ciencia. Aunque las escuelas superiores más populares entre los multimillonarios son las universidades de Harvard y Stanford, no hace falta continuar los estudios si se cuenta ya con el grado de bachiller (solo el 7% llegaron al doctorado).
  • Alopecia y miopía. Estar calvo y llevar gafas parece combinar bien con las grandes fortunas, pero en realidad su aumento entre los millonarios que se viene produciendo a lo largo de las dos últimas décadas se debe a la tendencia al envejecimiento de la población humana en general.
  • Ser hombre. Aunque la cifra de mujeres en el ‘top 100’ de la gente más rica del mundo creció en los primeros años del siglo XXI, para el año 2016 solo suma un punto más a la cifra que había en 1996. Este centenar sigue siendo una especie de club de caballeros, aunque la entrada de damas ‘no se prohíbe’.
  • El país de origen es decisorio. 40 de los 100 más ricos del mundo son estadounidenses. Entre las explicaciones posibles de esta tendencia geográfica está la promoción del ‘sueño americano’ y una sólida red de inversionistas con capital de riesgo.

Poniendo rostro a la riqueza

Un ranking publicado recientemente por la agencia Bloomberg pone de manifiesto quiénes son los verdaderos millonarios de nuestro planeta.

El primer lugar es ocupado por Bill Gates, cofundador de Microsoft, con 88.900 millones de dólares, seguido por Warren Buffett, presidente de Berkshire Hathaway, con 71.000 millones de dólares, Amancio Ortega, dueño de Zara, con 69.400 millones de dólares, Jeff Bezos, fundador de Amazon, con 67.700 millones de dólares y por el creador de FacebookMark Zuckerberg, con 52.600 millones de dólares.

En el sexto y el séptimo lugar se encuentran los hermanos Charles y David Koch, propietarios del conglomerado Koch Industries, con 51.000 millones de dólares, seguidos por el empresario mexicano Carlos Slim, con 46.300 millones de dólares y por Larry Ellison, fundador de Oracle, con 42.800 millones de dólares. El puesto número 10 lo ostenta el fundador de IKEA, el sueco Ingvar Kamprad, con 40.200 millones de dólares.

Asimismo, son varios los latinos que lograron ‘hacer la América’ en EE.UU., donde amasaron fortunas que los colocaron en el reducido grupo del 1% más rico de la población del país.

Esta lista está encabezada por los hermanos Alejandro y Andrés Santo Domingo, aunque en realidad su fortuna fue conseguida por su padre, Julio Mario, oriundo de Colombia, quien forjó el emporio cervecero de Bavaria en su país y lo vendió a SABMiller en 2005. Sus ingresos llegan a los 4.900 millones de dólares.

A continuación se encuentra Jorge Pérez, nacido en Argentina y con padres cubanos, vivió en Colombia antes de instalarse en Miami, en 1968, donde prosperó en la industria de la construcción y con su empresa Related. Su patrimonio alcanza los 3.300 millones de dólares.

Club Bilderberg: ¿decidiendo el destino del planeta?

Poca información trasciende sobre este selecto club formado por las personalidades más poderosas e influyentes del mundo, entre ellos, reyes, aristócratas, políticos, jefes y funcionarios de Estado, banqueros, propietarios y consejeros delegados de los principales conglomerados globales.

Se dice que es una de las ‘organizaciones secretas que dirigen el planeta‘ y que nadie ha llegado a puestos importantes sin haber sido previamente miembro.

Este foro anual, que se celebra en hoteles a puerta cerrada y al que solo se puede asistir mediante invitación, se financia con el dinero que aportan los miembros de la junta directiva.

El analista internacional Carlos Santa María ha declarado en exclusiva a RT cuáles fueron los temas tratados en el encuentro que tuvo lugar en 2016, cuyo objetivo, según el experto, se sabe con certeza que no fue “servir a la Humanidad”:

  1. El grado de cohesión de la élite. Es decir, “establecer cuán sólida es la conjunción de intereses, las personalidades que asistieron y su importancia, confrontar a los aliados con dudas y establecer nuevos contactos que demuestren una fortaleza inexpugnable”.
  2. Estudiar si los objetivos propuestos en el Nuevo Orden Mundial están asegurados. Y, por tanto, sostiene Santa María, si está garantizada “la continuidad de seguir percibiendo sus riquezas sin sobresaltos a través del desarrollo de ganancias y poder geoestratégico”.
  3. Definir qué actores serán protagonistas, peones, gobiernos sirvientes. El analista indica que el objetivo de esto es “establecer las funciones que tendrán que jugar en este plan ya programado”.
  4. Identificar obstáculos y su grado de fuerza. “Un objetivo no transable es investigar los mecanismos más adecuados en esta época para eliminar los países y dirigentes con concepciones divergentes; líderes y naciones como Putin, Maduro, Irán, China, serán blancos”, indica.
  5. Planificar las próximas acciones y nodos de conflicto, entre los cuales el analista destaca la situación en Siria, el “debilitamiento del ejército iraquí para provocar una ‘nueva Libia'” o “las amenazas a Irán con el objetivo de quebrar su influencia global”.
  6. Establecer nuevas metodologías de acción política armada o “pacífica” y la evaluación permanente para ver cómo se concreta el proyecto.

A pesar de que el evento está cerrado “a la participación de periodistas para favorecer las opiniones y el diálogo al máximo nivel posible”, según la web oficial del club Bilderberg, estas son algunas de las ‘perlas’ que sus asistentes han soltado por la boca:

  • David Rockefeller, patriarca de la conocida familia de banqueros: “algunos creen que somos parte de una cábala secreta que trabaja contra los intereses de EE.UU. y nos describen a mí y a mi familia como ‘internacionalistas’ que conspiran con personas de todo el mundo para construir una estructura política y económica global más integrada: un mundo unificado, si lo prefieren. Si ese es mi delito, me declaro culpable y me siento orgulloso de ello“.
  • Bill Gates, cofundador de Microsoft: “actualmente viven en el mundo 6.800 millones de personas. Pronto vivirán hasta 9.000 millones. Si hacemos un gran trabajo sobre nuevas vacunas, atención médica y servicios de salud reproductiva, podríamos rebajar esta cifra entre un 10% y 15%“.
  • David Rockefeller: “la soberanía supranacional de una élite intelectual y banqueros mundiales es seguramente preferible a la autodeterminación nacional practicada en los siglos pasados”.
  • Henry Kissinger, exsecretario de Estado de EE.UU.: “si se dijera que existe una amenaza externa, real o promulgada, que amenazara nuestra existencia… todos renunciarían voluntariamente a los derechos individuales ante la garantía de bienestar que les ofrecería un Gobierno Mundial”.
  • Arthur Schlesinger, Jr., historiador y ganador de un Pulitzer: “no lograremos un nuevo orden mundial sin pagar por ello con sangre, palabras y dinero”.

“La desigualdad es una consecuencia inevitable”

Que la pobreza sea consecuencia directa de la riqueza conlleva a un debate bastante controvertido.

Según el multimillonario estadounidense Warren Buffett, el aumento de la desigualdad entre ricos y pobres es una “consecuencia inevitable” de una economía de mercado avanzada.

El magnate, que hizo su fortuna participando en el conglomerado multinacional de Berkshire Hathaway, destaca que “no hay ninguna conspiración detrás de este hecho deprimente: los pobres seguramente no son pobres porque los ricos sean ricos”.

Buffett sostiene que los ricos no tienen pocos méritos, ya que “la mayoría ha contribuido con innovaciones espectaculares o experiencia de gestión” a la economía de EE.UU. y el país vive “mucho mejor gracias a Henry Ford, Steve Jobs o Sam Walton”.

La cara amarga de la moneda

Desgraciadamente, la pobreza es una situación socioeconómica que está muy presente en pleno siglo XXI y afecta sobre todo a los países menos desarrollados del planeta. Su cara más deformada es la desnutrición infantil y la expansión de epidemias y enfermedades, lo que provoca la muerte de miles de personas al día.

A continuación, les presentamos 11 datos sobre la pobreza mundial completamente desoladores.

La cara humana de la fortuna

Ser adinerado no siempre es sinónimo de codicia. Así lo demuestran las acciones de filantropía de multitud de millonarios que, después de haber alcanzado grandes logros en su vida, no se han convertido en esclavos de su riqueza sino que han decidido compartirla con aquellos que más lo necesitan.

  • Vladislav Tetyukhin, ex copropietario de VSMPO-AVISMA Corporation, el mayor productor mundial de titanio. A sus 80 años, en vez de comprarse una mansión en un país cálido decidió vender todas sus acciones y con los 3.300 millones de rublos que obtuvo mandó construir un centro médico en Nizhni Taguil (óblast de Sverdlovsk). Además, planea construir un hotel, viviendas, un albergue para estudiantes, una unidad de transporte y un helipuerto.
  • Chuck Feeney, cofundador de las tiendas Duty Free. En 1988, ‘Forbes’ situó a Feeney en el puesto 31 de los más ricos sin saber que, en parte, no era cierto: para ese momento, el multimillonario había donado multitud de su dinero a varias instituciones y organizaciones de forma anónima. Solo su fundación Atlantic Philanthropies ha donado más de 6.200 millones de dólares desde su creación en 1982.
  • Brian Burnie, fundador de la consultoría Kelburn Holdings. Cuando su esposa fue diagnosticada de cáncer, este millonario invirtió gran parte de su fortuna en la creación de vehículos médicos de alta tecnología para los pacientes de esta enfermedad. Además de pagar el salario de los médicos de su bolsillo, vendió varias propiedades para donarlo a la caridad.
  • Olav Thon, propietario de una red de hoteles. Este multimillonario noruego ha decidido invertir toda su fortuna (alrededor de 6.000 millones de dólares) en un fondo destinado a la investigación científica y diversos programas benéficos.
  • Tim Cook, director ejecutivo de Apple. Cook decidió donar casi toda su fortuna, unos 785 millones de dólares, sin concretar a qué proyectos o instituciones los destinaría. Solamente ha dejado claro que se quedará con un 10% para asegurar los estudios de su sobrino.
  • Al-Walid bin Talal, príncipe saudita. El miembro de la realeza anunció que donará 32.000 millones de dólares a una fundación para que sea entregada a entidades de caridad que luchan por la salud, la erradicación de enfermedades, ayuda humanitaria y los derechos de las mujeres.
  • Warren Buffett, mayor accionista de la firma Berkshire Hathaway. El magnate se comprometió a ceder más del 99% de su fortuna a causas benéficas durante su vida o después de su muerte. Hasta ahora ha donado más de 20.000 millones de dólares a diversas causas.
  • Mark Zuckerberg, fundador de Facebook. El multimillonario anunció su intención de dejar prácticamente la totalidad de su fortuna, el 99% de las acciones del gigante azul, a la Chan Zuckerberg Foundation para obras de la caridad.
  • Bill Gates, cofundador de Microsoft. El magnate, junto a su mujer, Melinda, ha creado la fundación privada de caridad más grande del mundo. Los Gates han donado a la caridad una suma de 38.000 millones de dólares y centran su lucha en ofrecer vacunas para enfermedades en países que no cuentan con acceso a tratamientos, entre otros proyectos.

¿Qué les depara a los ricos?

No parece que vaya a cesar el crecimiento del número de ricos ni de sus fortunas. Se prevé que para el año 2018 haya más de 18 personas billonarias en todo el mundo, con control sobre unos activos financieros personales por valor de alrededor de 76 billones de dólares.

El informe de Intermon Oxfam afirma que los mercados emergentes supondrán aproximadamente el 42% de la riqueza milmillonaria a nivel mundial.

Además, parece que se dibuja una brecha social entre ricos y pobres cada vez más pronunciada. Yuval Noah Harari, profesor de la Universidad Hebrea de Jerusalén y autor del libro ‘Sapiens: Una breve historia de la Humanidad’, predijo el mayo pasado que en el futuro los ricos tendrán la posibilidad de vivir para siempre mientras que los pobres se extinguirán.

Según él, “en los próximos 200 años el ‘Homo sapiens’ se actualizará hasta convertirse en algo similar a un ser divino, ya sea a través de la manipulación biológica, la ingeniería genética o la creación de ciborgs con una parte orgánica y otra no orgánica”.

Cambio de tendencia

La consultoría Capgemini ha revelado en su Informe Mundial de la Riqueza 2016 una tendencia inédita hasta la fecha: la región Asia-Pacífico supera por primera vez a Norteamérica tanto en número de millonarios como en su nivel de patrimonio. De esta forma, con 17,4 billones de dólares en manos de grandes fortunas, se trata de la región con mayor riqueza del mundo.

Además, el documento destaca que para el año 2025, la riqueza mundial va a alcanzar los 100 billones de dólares impulsada principalmente por la región Asia-Pacífico.

Para concluir, cabe destacar que el futuro está por escribir: aunque todavía no se sepa cuál será el área geográfica con más personas multimillonarias o con mayor crecimiento económico dentro de 100 años, lo que parece más evidente es que todos debemos de tender hacia medidas que pongan fin

Los errores que las personas inteligentes no cometen dos veces

Todo el mundo comete errores, pero no todos somos capaces de aprender de ellos. Algunas personas cometen los mismos desaciertos una y otra vez, ven que las cosas no salen bien, pero son incapaces de entender por qué.

Investigadores del Laboratorio de Psicofisiología Clínica de la Universidad Estatal de Michigan (EE.UU.) encontraron que las personas pueden adoptar dos tipos de reacciones ante los errores: los que tienen una mentalidad rígida (“es inútil, nunca voy a ser bueno en esto”) y los que tienen una mentalidad de crecimiento (“¡Esto es un aviso! Vamos a ver qué hice mal para no repetirlo”), informa la revista ‘Forbes’.
Las personas inteligentes no son inmunes a cometer fallos, pero reconocen los motivos de sus errores para no volver a cometerlos y tienen éxito porque nunca dejan de aprender, tanto de sus aciertos como de sus fracasos y siempre procuran cambiar para ser mejores. Sin embargo, algunos desaciertos son tan tentadores que todos los hacemos en un momento u otro:

1. Creer en alguien o algo que es demasiado bueno para ser verdad

Algunas personas son tan carismáticas que puede resultar tentador creer en todo lo que dicen. El resultado de seguirles ciegamente puede ser catastrófico. Las personas inteligentes hacen preguntas bien fundamentadas antes de implicarse porque son conscientes de que nadie, incluidos ellos mismos, son tan buenos como parecen.

2. Hacer lo mismo una y otra vez y esperar resultados diferentes

Muchos piensan que pueden conseguir que dos más dos sean cinco. Las personas inteligentes experimentan esta frustración solo una vez y saben que si quieren obtener un resultado diferente necesitan cambiar su enfoque, aunque les resulte doloroso.

3. No retrasar las gratificaciones

Vivimos en un mundo en el que todo es instantáneo. Las personas inteligentes son conscientes de que la gratificación no aparece rápidamente y que el trabajo duro viene antes que las recompensas. Saben cómo utilizar este hecho para que les motive a lo largo del proceso para alcanzar la meta.

4. Trabajar sin un presupuesto

No se puede experimentar la libertad financiera hasta que se trabaja bajo la restricción de un presupuesto. Ajustarnos a un presupuesto, personal y profesionalmente, nos fuerza a hacer elecciones bien pensadas sobre lo que queremos y necesitamos. Los presupuestos establecen una disciplina y esta es la base del trabajo de calidad.

5. No hacer los deberes

Todo el mundo ha tomado un atajo en algún momento, ya sea copiando la tarea de casa de un compañero o acudiendo a una reunión importante sin preparación. Las personas inteligentes saben que aunque podemos tener suerte alguna vez, este enfoque evita que alcancen su máximo potencial. Entienden que no existe nada que sustituya a la diligencia y al trabajo duro y que si no hacen sus deberes nunca aprenderán nada.

6. Tratar de ser alguien que no eres

Puede resultar tentador tratar de agradar a los demás siendo lo que ellos quieren que seas, pero a nadie le gustan las imitaciones y tratar de ser quienes no somos nunca puede acabar bien. Las personas inteligentes son conscientes de la importancia de la autenticidad para alcanzar el éxito y la felicidad.

7. Procurar agradar a todos

Casi todo el mundo comete este error en algún momento, pero las personas inteligentes saben que es imposible agradar a todos y que lo único que se consigue es no agradar a nadie, por lo que toman las decisiones que consideran correctas, no las que los demás quieren.

8. Actuar como víctimas

Las noticias y redes sociales están llenas de historias de personas que parecen salir adelante haciéndose las víctimas. Las personas inteligentes se dan cuenta de que esto es una forma de manipulación y que los posibles beneficios se interrumpirán en el momento que los demás se den cuenta de que es una farsa.

9. Tratar de cambiar a los demás

La única forma en que la gente cambia es si tienen la voluntad para hacerlo. Pero algunos incluso seleccionan a personas con problemas, pensando que pueden ‘arreglarlos’. Las personas inteligentes no cometen este error dos veces y procuran rodearse de gente auténtica, positiva y trabajan para evitar a personas problemáticas que pueden desanimarles. Twiter:@ComeBiBlia @GabriCarrizalez